Reflexología

AANE Escuela de Gestalt Transpersonal y Terapias Complementarias
En Capital Federal

Precio a consultar
¿Preferís llamar ya al centro?
(+54-... Ver más

Información importante

  • Curso
  • Capital federal
  • Duración:
    Flexible
Descripción

Quien aspire a ejercer esta terapia, debe poseer los mayores conocimientos posibles de la anatomía, y fisiología del cuerpo humano, así como la localización exacta de los diferentes órganos en las distintas y pequeñas zonas reflejas de los pies

Información importante
Sedes

Dónde se enseña y en qué fechas

inicio Ubicación
Consultar
Capital Federal
1429, Buenos Aires, Argentina
Ver mapa

Opiniones

Todavía no hay opiniones de este curso

Temario

Presentación

Todo lo que es y existe en el cosmos, en el universo y en la naturaleza está interrelacionado y obedece a un mecanismo de funcionamiento perfecto.

Lo mismo ocurre en el ser humano en el cual todas las funciones, órganos y corrientes energéticas se comunican armónicamente.

Cuando esta armonía se rompe, sobreviene la dolencia.

Numerosas investigaciones han demostrado que en los pies existe gran cantidad de estímulos nerviosos que influyen en muchas partes del organismo.

Siendo también el más distal de vísceras y órganos, pero también el más directo y por lo tanto, más idóneo para detectar desequilibrios y lograr mejorar sin intervenir en los lugares afectados de forma directa.

Es necesario pues, que cambiemos la forma de apreciar esa parte de nuestro cuerpo, los pies, ignorada hasta ahora, que raras veces cuidamos y siempre llevamos apretados en el calzado y que poco exponemos al aire libre.

Nuestros pies no sólo son los receptores de corrientes nerviosas de nuestro cuerpo, sino también importantes polos de energía conectados con el magnetismo de la tierra. Cuando los aislamos, al enfundarlos en el calzado no siempre apropiado, perdemos grandes canales de comunicación energética.

Por todo lo anterior, es fácil deducir la importancia de la Reflexología Podal, con la que se puede conseguir restaurar el equilibrio funcional de todo el organismo, poniendo en acción tanto a los estímulos internos como los externos, que participan en las manifestaciones de la vida.

Quien aspire a ejercer esta terapia, debe poseer los mayores conocimientos posibles de la anatomía, y fisiología del cuerpo humano, así como la localización exacta de los diferentes órganos en las distintas y pequeñas zonas reflejas de los pies.