Kinesia Psicosomática

Instituto UKI - Unidad Kinésica Integral
En Capital Federal

Precio a consultar
¿Preferís llamar ya al centro?
11495... Ver más

Información importante

  • Capacitación
  • Capital federal
  • Duración:
    Flexible
Descripción

Dirigido a profesionales de la salud y estudiantes avanzados

Información importante
Sedes

Dónde se enseña y en qué fechas

inicio Ubicación
Consultar
Capital Federal
Av. Rivadavia, 2530 4º "H", 1034, Capital Federal, Argentina
Ver mapa

Temario

Contenido

Algunos de los temas a tratar:

* Conceptos holísticos aplicados al tema de la salud en general.

* Anatomía y fisiología energética.

* Actualización en fisiología del sistema nervioso.

* Teorías bioenergéticas.

* Medicina Tradicional China.

* Terapias de polaridad.

* Reflexología integrativa

* Masaje bioenergético, transversal profundo, quiromasaje, masaje chino.

* Técnicas de ortopedia china, manipulaciones, osteopatía.

* Terapias de movimiento.

* Kinesiología aplicada:

- Touch for Health, herramientas para el trabajo, un cerebro integrado.

* Diagnóstico a través de las distintas técnicas.

Modalidad operativa

El curso está programado en 18 módulos, cuya integración responde a un criterio funcional de complejidad creciente, permitiendo avanzar hasta donde cada uno lo considere conveniente, cerrando módulos parciales en virtud de sus posibilidades, expectativas, disponibilidad.

Kinesia Psicosomática orientada a la reeducación y rehabilitación en discapacidades psicomotrices y psicosomáticas

La carrera de Kinesia Psicosomática está destinada a capacitar profesionales y estudiantes avanzados de áreas:

De la salud en la aplicación de una medicina integrada, que reúne elementos de medicinas antiguas tradicionales, ortodoxas, con los modernos avances en psicología, neuroinmunología y otras que desarrollaré a lo largo de este informe.

La neurociencia, consciente de la importancia de unir esfuerzos e integrar tareas, se ha constituido en un importante campo de investigación activo, hacia el cual convergen todas las disciplinas relacionadas con el desarrollo del hombre en todos sus niveles, incluyendo su relación el medio social y natural.

Las grandes cuestiones de la guerra, la expansión creciente de la población mundial, la desnutrición masiva de pueblos enteros, la contaminación generalizada, la expansión de los recursos de la tierra, la erosión de las calidades y valores de la vida humana nos muestran un componente en común: problemas de comprensión, educación y comunicación.

Este enunciado tan sencillo, señala la necesidad de un mayor dominio de los hechos, una más amplia comprensión de quienes somos y cuáles son los mecanismos implicados en los procesos de percepción, juicios y conductas humanas, para lo cual se requiere un mayor conocimiento de los mecanismos implicados en los procesos de percepción, juicios y conductas humanas, para lo cual se requiere un mayor conocimiento de los mecanismos funcionales del sistema nervioso, encargado de reunir, procesar, clasificar y devolvernos esa información en forma de pautas conductuales, desarrollo de valores humanos, apertura a una integración con nuestros semejantes, nuestro medio sociocultural, los otros reinos de la naturaleza.

Veamos algunos conceptos fundamentales para la comprensión de la propuesta terapéutica que constituye mi aporte a este tema de la reeducación y rehabilitación en distintas capacidades.

El sistema nervioso dispone de una actividad espontánea permanente, lo cual significa que está diseñado para la acción: en todos los mecanismos sensorios, motores, viscerales, somáticos, trabajan ininterrumpidamente.

También el músculo está espontáneamente activo en forma permanente, aunque de distintas metodologías terapéuticas a los fines del sistema nervioso central.

Este último concepto impide aprovechar al máximo las posibilidades de recuperación, utilizando los múltiples recursos de que dispone el organismo, reconociendo que las conexiones neuronales aumentan su tamaño y eficiencia como resultado del trabajo y la experiencia a que son sometidos frecuentemente, apelamos a una competencia funcional por el uso cada vez más amplio de contacto de las superficies sinápticas, promoviendo la apertura de múltiples vías de conducción adicionales.

Evolución, crecimiento y aprendizaje

La liberación de compuestos químicos relacionados con el código genético, como el ADN, el ARN, algunas proteínas específicas, pueden codificar información significativa en lo biológico y conductual.

En la práctica, esta sustancias son los únicos medios disponibles para construir los circuitos cerebrales necesarios para la maduración de las conductas innatas, y es posible que el mismo código utilizado en el aprendizaje a lo largo de la vida, acompañando el crecimiento y fortalecimiento de las conexiones sinápticas y con ello, la maduración del sistema nervioso en su totalidad.

A medida que se va ampliando el conocimiento en estas áreas, los profesionales de la salud debemos intentar investigar nuevas posibilidades terapéuticas basadas es ese concepto de avanzada, con seriedad y responsabilidad, además de la seguridad de que estaremos en condiciones de brindar más ayuda a personas con capacidades disminuidas, defectos congénitos, carentes de estimulación temprana, problemas de aprendizaje, victimas de accidentes o ataques violentos, nuevos virus, infecciones y síndromes de inmunodeficiencia.

Un dato que resalta con asiduidad es lo importante de aprovechar los primeros años de vida, utilizando a pleno todo lo que sabemos sobre la actividad espontánea del organismo y la plasticidad del sistema nervioso, para crear nuevas vías de aprendizaje y maduración psicomotriz, además de corregir lo hábitos que dañan nuestra salud psicosomática.

Es considerable lo que ahora se sabe acerca de los mecanismos del cerebro implicados en el aprendizaje, lo cual junto con la memoria constituye los eventos biológicos más importantes de nuestra vida conciente.

Aprendemos no sólo a hacer cosas, o capacidades sensorio-motoras como caminar, hablar, dibujar, construir y también tenemos que aprender a percibir y evaluar luego lo que hemos aprendido a percibir.

Aprendemos lo que son las dimensiones espaciales actuando en el ambiente inmediato y luego podemos extrapolar esos datos a dimensiones universales.